Aquí compartimos información y herramientas para desarrollar con éxito tu emprendimiento. Brindamos capacitaciones y tutorías para emprendedores. Powered by GD Consultora.

viernes, 1 de junio de 2012

¿Qué es lo que causa el fracaso de un emprendimiento?

Hace ya varios años que trabajo con emprendedores y en programas para emprendedores. A lo largo de ese tiempo he observado muchas conductas. Un emprendimiento es un proyecto que se pone en marcha con vistas a crecer y conformarse en una empresa hecha y derecha (si hablamos de negocios), es decir, rentable, generadora de trabajo, sustentable en el tiempo y con un posicionamiento definido en el mercado. 
Es en el entendimiento de estas dos variables: conducta y comprensión de lo que es pasar de emprendimiento a empresa, en donde radica el éxito de tu proyecto.
La conducta del emprendedor, es decir, su accionar frente a su proyecto, determina si se va por buen camino o no. El emprendedor puede tener conducta:

Proactiva: ser disciplinado, emocionalmente estable, perseverante, estar motivado, enfocado, arriesgado, analítico y pensante, va a la acción, busca ayuda, escucha, se capacita, autocrítico, se adapta a los cambios, flexible.

Destructiva: sin disciplina, inestable, ansioso, sin pensamiento estratégico, quiere todo ya, no pone objetivos, teme arriesgar, no consulta a nadie, se deja llevar por las opiniones de los demás (que seguramente nada tienen que ver con el negocio), sin autocrítica, lo sabe todo, las cosas tienen que ser como él dice, inflexible, no persevera.

Uno tiene un mix de conductas, el tema es conocerse (puede ser haciendo un Foda de uno mismo) y trabajar tanto en las fortalezas como en las debilidades. Si soy una persona de acción y no puedo sentarme a pensar, tengo que pedir ayuda para que me ayuden a pensar y luego actuar. 

Por otro lado, muchos emprendedores se lanzan al mercado sin un plan de negocios, sin una estrategia definida, sin conocer el mercado, sin saber planificar, o vender, o gestionar o controlar, y mucho menos, llevar adelante un equipo de trabajo. Y no hablemos de evaluar inversión inicial, costos, recursos, políticas de precios... 

Hay casos en que los que emprendieron de esta forma (sin nada, solo con su idea) salieron adelante, pero porque se equivocaron mucho y tuvieron la capacidad de corregir y porque salieron a pedir ayuda a tiempo. Ellos dicen: tendría que haber pensado mejor las cosas. Otros casos, lamentablemente quedaron en el camino, por no entender el juego, por no corregir a tiempo, por no poder dar el salto y crecer. 

Mi consejo es:
  • no vayas a la acción si no conocés en dónde te estás metiendo
  • armá tu Plan de negocios
  • definí tus objetivos personales y empresariales
  • no hagas todo solo: pedí ayuda
  • conocéte y conocé a los que te rodean para armar un equipo de trabajo
  • no tengas miedo a perder, no se pierde, se gana experiencia, siempre pienso que lo peor que me puede pasar es volver a empezar, y la verdad, no es lo peor.
  • con respecto al ítem anterior, si estás demasiado apegado a tu estilo de vida y/o a tus cosas: buscáte un trabajo con sueldo fijo
  • para tener éxito es necesario cometer errores y conocer en dónde erraron los demás
  • el único que puede medir el éxito sos vos, nadie más, y siempre depende de lo que te proponés en la vida
  • el fracaso es una palabra terrible porque de solo decirla te paraliza, uno no fracasa uno se equivoca
  • si te caés una vez, llorá, curá las heridas y levantáte, que el mundo sigue girando
  • a veces las oportunidades pasan una sola vez en la vida, no estés mirando para otro lado, lamentándote por lo que no tenés

Por último, hagas lo que hagas, sé feliz!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada